Gracias por elegir Boal. Confiamos en que usted se sentirá tan satisfecho con sus muebles como nosotros lo estamos con cada pieza que hemos fabricado con calidad y dedicación desde hace mas de 40 años. A continuación encontrará los cuidados que sugerimos para mantener sus muebles en óptimo estado. 


Cuidados y limpieza

Muebles tapizados en Piel

 

Le sugerimos los siguientes cuidados para que su mueble Boal mantenga su impecable apariencia y máximo confort durante muchos años más.

Cuidados

  • Evite exponer los muebles a la luz directa del sol, ya que todos los materiales cambian de color o se decoloran con ésta.
  • Mantenga una separación mínima de 30 cm. entre los muebles y las fuentes de calor. La exposición prolongada a la calefacción o a los radiadores puede secar la piel. No coloque objetos calientes sobre ella.
  • No permita a los animales domésticos estar encima de los muebles, ya que sus uñas y dientes afilados pueden provocar raspaduras o cortes; además los fluidos y aceites que éstos producen, son muy agresivos y pueden manchar o dañar los muebles.
  • Le sugerimos moldear periódicamente con sus manos la forma del respaldo y asientos, haciéndolos lucir siempre nuevos.
  • Nunca aplique sustancias químicas a la piel. No use productos abrasivos, alcoholes o solventes. Tampoco use productos de limpieza de los llamados multiusos. Mantenga materiales como tinta, barniz de uñas, acetona, pintura, blanqueador y otros limpiadores domésticos lejos de la piel.
  • Para evitar la acumulación de polvo sobre la superficie de su mueble, sacúdalo periódicamente con un paño seco o con el cepillo suave de la aspiradora.


En el caso de pieles pigmentadas y semianilinas, después de pasar el paño seco puede humedecer una tela con agua natural para limpiar su mueble. Este último paso debe evitarse cuando se trata de pieles anilinas, ya que el agua las mancha.

  • Para limpieza en general, consulte a un experto en piel.


Instrucciones de limpieza

Sólo para pieles pigmentadas o semianilinas:

Para cualquier mancha o derrame de líquidos, debe realizar inmediatamente el siguiente procedimiento, de lo contrario la piel absorberá la mancha y se requerirá ayuda de un experto en piel.

  • Para manchas y/o derrames de chocolate, café, fruta, leche, vino, refresco, o lodo: absorba cuidadosamente el derrame con un trapo seco, sin frotar. En caso de lodo, primero quite el exceso, pase la aspiradora y posteriormente use el trapo seco.
  • Para manchas de tinta, grasa, aceite o cera, siga estas instrucciones: diluya y revuelva jabón neutro en agua tibia. Humedezca un trapo limpio o esponja con la espuma (nunca con el líquido) de esta solución y cuidadosamente absorba, no frote en el área manchada. Trabaje de las orillas hacia el centro de la mancha. Cambie el trapo o esponja de posición frecuentemente y enjuáguelo con agua para asegurarse que no queden residuos del jabón. No utilice exceso de agua.


Importante: Haga una prueba en una parte pequeña y oculta del mueble para asegurarse que la piel y el color no se afecten. Para manchas más severas, consulte a un profesional en limpieza de muebles.

Cuidados para muebles tapizados en Tela o Vinil